Reseña: Circo de la Ausencia

 

Hoy, mi compañera Alondra Goerke y yo, Sheila Peñaló, nos dimos la vuelta por la Galería de Arte de la Universidad del Sagrado Corazón para ver la exposición Circo de la Ausencia hecha por el colectivo teatral Y No Había Luz.

Esta compañía de teatro puertorriqueña, Y No Había Luz, fue fundada en 2005. YNHL fusiona varios elementos artísticos para transmitir ideas, sentimientos, imágenes y provocaciones. Entre esos elementos se encuentra el teatro, la danza , la música, las máscaras, las marionetas, entre otros objetos.

¿Por qué el nombre “Circo de la Ausencia”?

A nuestro entender, YNHL nos presenta las cosas desde un punto de vista colorido, como sucede en los circos, donde todo es colores y diversión. Sientes cierta emoción y felicidad  al entrar a la galería y ver tantos colores y maniquíes de todos los tamaños, pero luego de unos segundos te das cuenta del mensaje que hay detrás de las piezas: la realidad que viven la mayoría de los puertorriqueños. Es entonces cuando empieza la reflexión e intentas ver todo con detenimiento para no perderte ningún detalle y notas la ausencia de felicidad que hay en cada uno de los detalles.

Exposición

La exposición Circo de la Ausencia nos brinda la oportunidad de reflexionar como sociedad a través de su arte. Es un ejercicio para que reflexionemos acerca de la situación de precariedad en la que vive la isla, la incertidumbre de muchos puertorriqueños que no saben si deben irse o quedarse en la isla, la diaspora y el cuento de nunca acabar: la situación colonial

WhatsApp Image 2017-11-07 at 9.24.14 PM

Una de las piezas más impresionantes es la de un militar que sale disparado por un cañón desde un extremo de la sala y al otro extremo de la sala se encuentra otra pieza que presenta a un hombre en el suelo con medicamentos a su alrededor y sin una pierna. Estas dos piezas muestran el futuro de muchos militares puertorriqueños que luego de su servicio terminan en esas condiciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Resulta inspirador que, por medio del circo y la rareza extravagante que se aprecia en cada una de las instalaciones, uno como puertorriqueño pueda ver su “día a día” reflejado. La crítica llega de manera indirecta, pero llega. Visitar la exposición se siente como cuando uno sueña con que se está cayendo y se levanta de sopetón. En otras palabras, de golpe podemos salir intelectualmente de la burbuja en la cual vivimos. Sí, intelectualmente porque físicamente seguimos atrapados en problemas sociales y políticos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La exposición estará en la galería hasta el 21 de diciembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s